#dopplemailers

5 noviembre 2015 | General |  Tagged ,

Desde hace un par de años, existen otras personas en el mundo que se llaman Pablo Rodríguez y que dan MI dirección de gmail (o la gente a la que se la dan no toma buen nota). Así, me han llegado por email equivocados:

  • recibos de pedidos de nutrientes
  • inscripciones a gimnasios (si, parece que se quiere poner en cachas)
  • contratos y presupuestos de materiales.
  • acuerdos comerciales (empiezo a pensar que soy su gestor).
  • felicitaciones de cumpleaños y bendiciones.
  • temarios universitarios (uno de ellos me ha resultado muy instructivo)
  • avisos urgentes… que nunca llegaron a destino.

Amablemente a cada envío que recibo les comunico que no soy la persona que buscan, que se pongan en contacto con su Pablo por otra vía (preferiblemente teléfono o en persona) para que les corrija el email y borren mi email de sus agendas y bases de datos.

También les comento que le recuerden a esa persona que ese no es su correo.

Para esta gente me he inventado el término dopplemailers, basada en el uso inglés de Doppleganger.

Mis conclusiones y descubrimientos son que parece que:

  1. Mis dopplemailers son tontos, algunos son reincidentes
  2. Esto es una epidemia, cada día tengo mas dopplemailers
  3. Hay mas gente con dopplemailers

Si tú también sufres un dopplemailer, me encantaría ver un tuit tuyo citando el caso. Yo cada vez que me llegue un mail equivocado tuiteare de que va el tema esta vez…. pero tranquilos, no revelaré toda la información personal que han destilado esos emails y que me posibilitarían ir a su casa, llamar a su timbre y llamarle torpe a la cara.

Por el momento he encontrado estos:

ACTUALIZACIÓN: Me comenta Txema que Cesar Viteri los llama #idiotasenlaniebla



One Response to “#dopplemailers”

  1.   Fabio

    Yo tengo un carpintero en Argentina, debe ser bueno de carpintero porque me escriben Arquitectos pidiéndome presupuestos y visitas para hacer trabajos. La última vez le contesté a uno de ellos que estaba muy cansado para ir a trabajar esa semana, que si no le importaba que fuera la siguiente…. sospecho que me han descubierto, nunca más me escribieron desde Argentina.

    Tengo un colombiano del que me llegan sus facturas de Movistar, también me llegan las reclamaciones de cobros, porque no paga las facturas. A este me da apuro de putearlo, solo he escrito a Movistar para darme de baja como cliente, nunca tuve respuesta.

    Tengo un tipo también que vive en Los Ángeles, que hace apuestas online, o lo intenta, porque le cambio la contraseña de todas las plataformas, y que de vez en cuando va al cine, he intentado devolver las entradas pero nunca funcionó. ¿?

    Y de momento, ningún otro mongolo ha usado mi direccion de email.

Deja un comentario